¿Cómo hacer arroz blanco?

     


     Otro post que debíamos meter en nuestra lista de IMPRESCINDIBLES. Un perfecto arroz blanco, sueltecito y al punto.

     Mucha gente lo hará poniendo mucha agua, echando el arroz, probando de vez en cuando y escurriéndolo todo al final (perdiendo gran parte del arroz por la pila). Pues he aquí la solución a este problema (si se le puede llamar así):

     Si lo que quieres es un arroz para acompañar unos huevos fritos o por el estilo, te recomiendo que uses arroz bomba o de grano redondo. Si lo que quieres es arroz para ensaladas usa un basmati o de grano largo (ojo entonces con los tiempos de cocción). Y si te da igual porque no te fijas en esas cosas y te importan un bledo, pues haz lo que te dé la gana, pero luego no te quejes.

DIFICULTAD:

Saber contar 10 minutos y saber multiplicar por dos. Para los que le cueste, les comento que el móvil lo hace por ellos, no se preocupen tanto, que vamos despacito y con buena letra.

INGREDIENTES:
  • Arroz (que sin él, difícilmente vamos a hacer arroz)
  • Aceite, sal y las especias que nos gusten.

PREPARACIÓN:
  1. Pon en una olla, no demasiado grande, un chorretón de aceite de oliva. Una vez esté caliente añade el arroz. ¿Cuánto arroz? Pues vamos a ver, aproximadamente por persona es un cazo de los de servir sopa, o medio vaso. Pero si te pasas y haces mucho, relax and take it easy, que en un tupper y en la nevera te aguanta unos cuantos días; incluso puedes congelarlo.
  2. Cuando lo hayas revuelto y veas que toma un color perlado añade agua. ¿Cuánta agua? EL DOBLE DE AGUA QUE DE ARROZ. Es decir, si haces un vaso de arroz, añade dos vasos de agua. ¿Fácil verdad?. Mi recomendación es que el agua la pongas caliente (del grifo claro está, tampoco vamos a manchar otra olla para calentar agua.)
  3. Añade la sal y las especias que quieras. Es importante que no se nos olvide este paso; el arroz una vez cocido admite muy mal la sal. En cuanto a las especias, puedes añadir, pimienta negra molida, curry, laurel o lo que prefieras. No seas bruto y no las pongas todas, simplemente cambia de especia y ve probando la que te gusta más.
  4. Una vez rompa a hervir el agua, baja el fuego o el nivel de la vitro y NO LO MUEVAS, repito, NO LO MUEVAS. Los científicos te dirán que perderá el almidón y te quedará pastoso; yo te digo simplemente que como lo muevas voy a ir a darte con la zapatilla. Y a partir de ahí cuenta 10 minutos.
  5. Una vez pasado ese tiempo el agua se habrá ido, pues bien, apaga el fuego y apártalo y SIN MOVERLO AÚN, déjalo reposar tapado por una paño o la tapa de la olla durante 3-4 minutos. Y alé, a disfrutar de un arroz sueltecito.

     Os digo que cuanto más repose el arroz más rico está, no tiene porqué pasarse el arroz ni romperse el grano, siempre y cuando no siga al calor y lo destapes después de esos minutillos finales fuera del fuego.


2 comentarios:

  1. Hola,
    Antes de nada me gustaría felicitarte por el blog. Una amiga mía me lo ha recomendado y llevo ya 45 minutos pegada al ordenador leyendo tus recetas porque, aparte de estar aprendiendo cosillas, lo haces muy divertido y muy ameno, y todo parece sencillísimo. Se nota que te gusta de verdad la cocina, como a mí, así que sigue así, aprendiendo y compartiéndolo, porque al menos para mí no hay un hobby más apasionante sobre el que investigar y aprender más cada día.
    Te quería preguntar una duda sobre la receta. Cuando bajas el fuego en el paso 4, ¿lo pones a fuego mínimo o a medio-lento?
    Un saludo y espero aparecer mucho por aquí a partir de ahora :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me encanta que disfrutéis con lo que hago y con la manera en la que escribo.
      Y con respecto a la pregunta, no sé bien cómo será la vitro o los fuegos que tú usas, pero para que te hagas una idea, yo pongo primero el fuego de la vitro al 9 sobre 9 y luego, ya cuando hierve, lo bajo al 3 y empiezo a contar el tiempo.
      Ya verás lo bien que sale y el punto más perfecto que tiene.
      Espero que sigas disfrutando con el blog :)

      Eliminar